miércoles, 20 de mayo de 2015

¡¡¡SE ACERCA EL VERANO!!!

A mí personalmente me haría más ilusión que se acercara el invierno como dirían los Stark en Juego de Tronos, pero en fin, habrá que aguantar el calor, los mosquitos, el solitrón.. 

Que si, que si, que también tenemos las vacaciones, las terracitas.. lo que me queráis decir, pero si los osos hibernan en invierno, yo querría hacer lo mismo, pero en verano. 


Que me pregunto yo, qué cuál sería la palabra porque veranear no es. En todo caso, yo ya tengo el abanico preparado.


A lo que iba, que yo venía aquí a daros unos consejos para el verano...



  • Protección Solar.- Depende de nuestra piel, usaremos una u otra. Lo aconsejable para los niños es la máxima. Si podéis los primeros días usar una camisetita o algo, genial, si no, a la sombrilla. No os fiéis de los días de sombra, esos también queman y tampoco os fiéis de los que publicitan que aunque se metan en el agua, eso dura. Mirad en el envase la duración y se la echáis cuando toque o cuando veáis que ha podido quitársela, como mi croqueta de barro, mi hijo en la foto de arriba. ¡¡Aaahh!!! y no seáis tacaños, la crema con un dedito sólo se da en los anuncios. Con los niños hay que darlos bien y extenderlo mejor.
  • Sécales bien al salir del agua, y tú también. Recuerda la imagen del cristal, el sol y el fuego, pues lo mismo pasa con nuestra piel. Las gotas de agua actúan de lupa y nos queman.
  • Muchísima hidratación, mucha teta, mucha agua, muchos zumos. Ojo, que los lactantes, ya tienen bastante con la leche, NO es necesario darles agua, Seguir dando a demanda y en cuanto veáis que hace gestos con los puños, no le deis el chupe, que el pobre querrá beber.
  • Gorros, sombrillas, pamelas, trapos, lo que quieras, pero protege la cabeza, tanto en la playa, como si te vas a los Pirineos. 


  • Ley del mínimo esfuerzo en horas puntas. O sea, a las 3 de la tarde, dejas la bici para los del Tour o la Vuelta, y los niños, si no quieren siesta, les das unos globos de agua y tan ricamente. 
  • Si te has tirado todo el día al sol o los niños y aparecen quemaduras solares, unidas a frío, vómitos, tiriteras.... vete al médico, podría estar de visita la señora insolación. Ya hablaré de ella otro día. 

foto de Cruz Roja

  • Báñate en sitios habilitados, o sea, que no te aventures con los niños a meterte en zonas desconocidas, que si tú quieres emular a Jesús Calleja o al del programa el Último Superviviente, haz lo que quieras, pero con los niños, va a ser que mejor te esperes un par de años. 
  • Después de llevar mucho al sol o haber comido mucho, no te metas de golpe al agua, ¿Has visto a la gente que se pone en la orilla y se empieza a mojar los hombros o poquito a poco? Si, esos de los que nos reíamos de pequeños porque pensábamos que era más divertido meterse de golpe... pues esos saben lo que hacen jjjj. ¡¡Ahh!! el corte de digestión, no es porque acabes de comerte una ensalada, si no, por una cambio de temperatura brusco o si te acabas de meter un cordero entre pecho y espalda.
  • Si notas calambres, mareos o cualquier cosa extraña. Sal enseguida del agua.
  • No te tires de cabeza o no dejes que lo hagan, si no sabes la profundidad.
  • Controla en todo momento a los niños, se escabullen que ríete tú de los ninjas.


Y en todos los talleres, me preguntan el tema del ahogamiento secundario, sobre todo a raíz de un artículo que se publicó el año pasado metiendo más miedo que información. Así que os paso un enlace muy bien explicado. 

Hasta prontoooo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la entrada, me encantaría que escribieras algo.
Si quieres que lea tu blog, no me pongas el enlace, ponme el nombre, así google no nos castiga a ninguno.
Graciaaas.