sábado, 21 de marzo de 2015

DE CARDOSO DE LA SIERRA A LA HIRUELA.

cedida por peackok

Otra vez estoy aquí, y tal y cómo os prometí, voy a ir subiendo rutas de mi antiguo blog. 

Rutas que si tienes bebés o niños pequeños, se pueden hacer perfectamente si los porteas en un portabebé ergonómico. ¿Comenzamos?


Hoy, de "Cardoso de la Sierra" hasta "La Hiruela", 

¡¡Hombre!!, cortita, es, bueno... corta según cómo se mire, es decir, si vas con un grupo que va con buen ritmo, te haces la ruta circular en un buen tiempo, yo que, se, 2 horas ida y vuelta creo, pero si vais con un niño de 4 años, que le encanta escalar, si encima os encontráis nieve en el camino y de pronto el niño pasa a ser el más adulto, porque nosotros nos ponemos a jugar a las bolas de nieve, pues hombre, lo que se dice rapidez en hacer la ruta, ...... pues nooooo.

Así que si tenéis la 1º opción, con que llevéis algo para picar por perder el tiempo un ratillo, os vale, para los demás, os aconsejo que llevéis algún bocadillo o aunque sean patatas, porque podéis echar la mañana. jjjj.



El Cardoso está en Guadalajara, pero para ir,desde Madrid, a la altura de "Montejo de la Sierra", cogéis la indicación de este pueblo. 


Primer consejo, si no habéis comprado, hacedlo en Montejo, porque allí, no hay más que un bar, aunque creo y por lo que he leído, han abierto otro.


"A mi me pareció, un pueblecito de los de antaño".

De hecho, si en la Hiruela parece que estás unos años atrás, aquí, parece que retrocedes en el tiempo, sobre todo por la noche, sin ruido, con las casitas como antiguamente, con el olor a chimenea.

Me encantó y os recomiendo intentar pasar allí un fin de semana, no os aburrireis por la cantidad de sitios por conocer y rincones, y si vais con niños, pues menos todavía, porque allí sin coches, tranquilidad y todo el campo para ellos, es fantástico.



La iglesia es una preciosidad, las calles son amplias, excepto alguna que cómo en muchos otros sitios, son estrechas y sin luz, lo cual añadido a la teja negra, de noche le dan un aspecto de cuento.

A las afueras, hay una enorme explanada o pradera, donde han puesto dos porterías de fútbol, unos columpios y una casa de madera para los niños.



También, hay una especie de mirador desde donde podréis ver unas vistas espléndidas y que os recomiendo.




Bueno, nosotros estuvimos en una casa rural, y empezamos la ruta justo por detrás, no tiene pérdida, porque hay camino e incluso al llegar a una pradera, tampoco la hay, porque es simplemente, seguir hacia el río y a la izquierda que es hacia donde se encuentra la Hiruela.

Tendremos que pasar por el río, pero no os preocupéis, hay piedras lo bastante grandes para poder pasar, el problema sería la época del año que a lo mejor hay más caudal.



Continuamos por el sendero, que cómo podéis ver, se adivina fácilmente, y además, se trata de seguir el curso del río, que se va convirtiendo en apacible, luego en salvaje y otra vez en un tranquilo remanso de agua. 

Pasaremos junto al molino de Cardoso, actualmente, en ruinas.




Hay una parte del camino, donde si vais con niños, ¡¡ojo!!, las piedras son resbaladizas, si vais con botas de montaña, no hay problema, porque se agarran bien.

Desde aquí, ya se puede divisar el molino de la Hiruela, reconstruido tal y como lo fué en su época.



Ya queda menos por llegar, de hecho, tendremos que volver a pasar otra vez al otro margen del río, para de nuevo, atravesar un puente de madera que nos lleva a una zona preparada como merendero y donde podremos sentarnos a comer algo.

Continuamos caminito arriba y así, logramos llegar a La Hiruela,


Os dejo un enlace de Turismo de Castilla la Mancha, donde os hablan del pueblo:

Pinchad AQUÍ


Os paso un vídeo que hice para mi antiguo blog, que espero os guste. 



¡¡Hasta otro diaaa!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la entrada, me encantaría que escribieras algo.
Si quieres que lea tu blog, no me pongas el enlace, ponme el nombre, así google no nos castiga a ninguno.
Graciaaas.