sábado, 31 de enero de 2015

MARVAO, EL VIGÍA DEL TIEMPO.


Yo no sé a vosotros, pero a mi me apasionan los castillos, las alturas y los caminos complicados. 
"Los castillos y los carritos de bebés, suelen ser incompatibles."
 Sobre todo, si quieres subir a las almenas o rodear las murallas desde arriba. 

Nosotros, para esta ocasión, usamos un fular de dragones, muy acorde con el sitio y para las historias que se pueden contar a los niños en un entorno tan maravilloso.
Bom dia a todos, obrigado por ter vindo de volta, agora vamos para Portugal": 
O lo que es lo mismo: buenos días a todos, gracias por venir de nuevo, hoy nos vamos para Portugal"

Concretamente a Marvao, un pueblecito, que me enamoró, de hecho, si no fuera por lo lejos que está, me encantaría vivir allí.


Marvao es un pueblo o mejor dicho una villa portuguesa, enclavada en lo alto de una montaña, en el "Parque Natural de la Sierra de San Mamede",. 



Se encuentra totalmente amurallado y en lo más alto está su castillo, imponente, controlando todo desde hace siglos, viendo pasar la historia y aparecer y desaparecer fronteras.


Sus callejuelas están perfectamente conservadas, al igual que el castillo y es una de las cosas que más me impactó y más envidia sana despertó en mí, que bien conservan sus cosas en el país vecino, 
¿cuántos de nuestros castillos no habrían sucumbido al tiempo si se les hubiera cuidado con el mismo mimo?. 
Nada más llegar a lo alto y donde se abre una puerta para que pasemos, os aconsejo que dejéis el coche en el aparcamiento, ya que depende del coche, hay algunas calles que son muy complicadas, aparte de las cuestas y sobre todo, que os perderéis el paseo tan impresionante por un lugar tan maravilloso, donde si dejas viajar a tu imaginación, se te vienen a la mente miles de historias,de batallas y de la vida allí, que si vas en coche.

 Una de las cosas que más llaman la atención aparte de las vistas, es el jardín que hay a la entrada del castillo.

Cómo todo, cuidado con exquisita atención, y si vas en buena época, te rodea el olor a rosas. 
"Siéntate en los bancos de piedra que rodean la fuente central, cierra los ojos y huele....."
Bueno, eso si puedes, yo no pude, la 1ª vez, porque estaba hiperactiva viendo todo y queriendo subir como una posesa al castillo y ahora, porque los hiperactivos son mis hijos y dejarlos sueltos por ahí, no es nada recomendable. 

Marvao se construyó en teoría para que fuera el primero que defendiera Portugal de las incursiones del país vecino...o sea España... 

De hecho, cuando estaba todavía en obras, allá por el 1641, fué atacado por un pueblo español llamado Valencia de Alcántara, en el siglo XVIII lo conquistó España y volvió a reconquistarlo Portugal, o sea, ahora tú, ahora yo,un sin vivir, vamos. 

En la época de la inquisición, fué lugar de acogida de judíos y por la cantidad de águilas que hicieron del castillo su casa, se le empezó a conocer como "Nido de Águilas" 




Para ir terminando, varias recomendaciones, la primera, que si vais en veranito, antes de llegar a Marvao, pasareis otra localidad que depende de esta, llamada "La Portagem" o peaje en español, porque ese era el lugar donde pagaban el tributo los viajeros que querían subir a Marvao. 

Bueno, pues justo allí, atraviesa el Rio Sever, si pincháis AQUÍ, cotillead lo que puse de él en el otro blog. 

Es el río fronterizo, hay un puente medieval precioso y han hecho una piscina natural, cerrando unas compuertas en verano y abriéndolas el resto de las estaciones.

Yo pensaba que no me iba a gustar nada, porque no iba a cubrir, iba a encontrarme piedras, vamos, lo normal que habría en un río. Pero no, lo tienen muy bien acondicionado, con escalones que sirven de asientos, con escalerillas como las de cualquier piscina e incluso según vas adentrándote, te va cubriendo y en la orilla que veis donde el árbol.

Ahora está todo con césped,y la gente se pone con las toallas y sus neveras. 

Hay un bar con su terracita donde puedes tomarte algo y los baños además están muy limpios, o sea, que no necesitas piscina pública, a no ser, que el agua esté demasiado fría para ti .

 Ojo, los jueves, toca limpieza, cierran y abren compuertas para vaciarlo y con máquinas limpiadoras y barrenderos, lo dejan todo limpíiisimo.




En la foto que estoy con mi hija se ve el nivel de agua. A mediodía más o menos, terminan y vuelven a dejar que se llene, que tarda bien poco. 

Si no os gusta el frío del agua, pegado a la otra orilla, tenemos la piscina municipal, que si no recuerdo mal, eran unos 3 euros, y los niños no pagan. 

Está muy bien, una olímpica y otra redonda para niños, con juguetes para ellos, un arroyo pasando por el medio y un puentecito para salvarlo, cafetería, tumbonas, vamos, lo normal que aquí en España tienes por bastante más y desde luego a años luz en cuidados.  


Y por último, para comer, os recomiendo dos restaurantes. Uno justo entre las 2 piscinas y el otro, justo en la piscina, en ambos se come genial, el de la pisci es más barato, pero un trato buenísimo, y no os preocupéis por hablar en español, probablemente, el camarero lo hable mejor que tu, porque casi todos los clientes son de España. 

Pediros Bacalao a la dorada y pollo. Está rico, rico, rico, pero rico.

Y para terminar, os dejo dos vídeos, uno que hice para el otro blog y el otro, de turismo, y dos enlaces, para que le echéis un vistacillo. Os encantará, por lo menos yo, cada vez que voy al pueblo, jamás falto a mi escapada portuguesa, incluso mi hijo está con el diccionario intentando aprender portugues jjjj. 

Pinchad AQUÍ, para ir a la página de turismo de Marvao

Ahora AQUÍ, para ir a la página de turismo de Portugal.
Y ahora, un vídeo de turismo de Marvao




Y ahora mi vídeo, que está claro, que no es igual que el de turismo jjjjj, pero espero que os guste igualmente. No puedo subirlo directamente, así que os pongo el enlace


Marvao, el vigia del tiempo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la entrada, me encantaría que escribieras algo.
Si quieres que lea tu blog, no me pongas el enlace, ponme el nombre, así google no nos castiga a ninguno.
Graciaaas.